martes, 22 de octubre de 2013

LIGA NACIONAL DE CLUBES


LLega la competición más importante del calendario a nivel de clubes. Una competición en la que no hay individualidades, no hay nombres, sólo un equipo. Los que la conocemos bien sabemos que es de las pocas en las que el sentimiento y la fuerza de un equipo se ve plasmado en los monos de los 10 deportistas que no compiten sólo por ellos mismos, sino por el compañero de su derecha y por el de su izquierda. Así lo mamé yo desde que debuté siendo junior en el 2004 y así me lo he tomado en cada una de sus ediciones siguientes.

El próximo sábado 26 de octubre tendrá lugar la Liga Nacional de Clubes de primera división, en El Toyo (Almería):

Desgraciadamente, y dados los tiempos que corren en nuestro triatlon y en la FETRI, esta prueba que sin duda es el campeonato de clubes por excelencia a nivel nacional, ha ido a parar casi a noviembre, subrealista si nos lo hubieran dicho hace apenas unos años. Tarea difícil por parte de los clubes de este país a la hora de movilizar a sus deportistas a las alturas de la temporada que estamos, donde los que no están terminando están empezando y los que no de vacaciones, sin hablar de la complejidad de planificar la temporada, programaciones, organizar viajes, reservas, y lo peor y lo que cuesta más aun, mantener la motivación y la mentalidad competitiva en la cabeza de los deportistas que llevan compitiendo desde abril y pedirles que den el máximo en noviembre.

Como esto siga siendo el negocio de unos pocos en detrimento de los de casi siempre (los deportistas) vamos mal...

Al menos, yo puedo decir orgulloso que aunque ha resultado complicado mantener al pie del cañón al Equipo de Competición, Equipo Técnico, etc... centrado en este día, una vez más gracias al esfuerzo de todos, a la afinidad y a ese sentimiento de club que caracteriza al CTOA y que nunca cesa,  hemos conseguido permanecer por encima de las circunstancias y no perder la fuerza y las ganas con las que siempre hemos afrontado esta competicion.

Competición que para mí será más especial que ninguna de las que llevo a mis espalas, ya que significará mi última a cargo de la Dirección Técnica del CTOA. Me despido tanto de la Dirección como de Entrenador y vuelvo a ocupar la plaza que creo que me corresponde ahora mismo una vez superadas mis lesiones, mis compromisos académicos, ya encarrilada mi vida laboral y ante todo con nuevas ilusiones en mi vida personal que son el verdadero motor que necesito y que me hacen soñar despierto cada día.
Creo por lo tanto que ahora mismo lo que me toca es ocupar en este club de nuevo mi plaza como deportista, como uno más. Considero que aún puedo hacer grandes cosas por este club, al cual entré siendo un crío y al que le debo gran parte de lo que soy. La mejor forma que siento de hacerlo ahora mismo es dando el máximo en cada competición y disfrutando junto a mis compañeros. Si en un futuro se me vuelve a dar la oportunidad, estaré encantado de aceptarla de nuevo.

He de decir que el mando que se queda en las mejores manos, Jordi Giménez, compañero, amigo, triatleta internacional, conocedor del triatlón y sobre todo del triatleta y de sus necesidades, persona extraordinaria, ejemplo de deportista, conocida y respetada por todos,... sobran palabras. Gracias por coger el testigo. Uno se queda más satisfecho cuando sabe que deja en buenas manos algo que aprecia de verdad.

Un honor, haber estado a la cabeza de este club, y un auténtico honor llevarlo al campo de batalla una vez más. Veremos qué pasa el Sábado, pero como siempre no habrá que dejarse nada!!


ALWAYS BLUE POWER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada