viernes, 5 de abril de 2013

FINDING THE TRIATHLETE (Sands Beach Stage)


Ya de regreso a la capital tras dos semanas concentrado en Lanzarote, en concreto en Sands Beach Active (Costa Teguise), miro con tristeza y cierta dosis de melancolía mis manos "doradas" por el sol mientras escriben en el teclado del ordenador tras tantas horas empuñando el manillar de la bici pero en seguida me llega un sentimiento de ...  haber encontrado algo. Algo que echaba en falta, realmente importante. Ese sentimiento de volver a recobrar la sensación de estar haciendo algo con lo que realmente te sientes tú mismo, algo con lo que te sientes feliz desde el primer momento hasta el último, y que te llena de alegría, esperanza y fuerza para seguir adelante.
Dos semanas que más que servirme de preparación de cara a mis próximas competiciones, diría que han sido un empujoncito para comenzar a preparar todo lo que esté por venir. Está claro que necesitaba algo así, cambiar de aires, coger ganas y volver lleno de energía y motivación.



800km de bici, 40 de nado, 80 a pie y un Triatlón (1-60-10) son los números que me traigo en 13 días reales de concentración. Números muy lejanos de los que hubieran caído en otros momentos pero ajustados al límite de lo que mi estado de forma y mi lesión son capaces ahora mismo de asimilar.
He de reconocer que con los días, las sensaciones fueron siendo mejores y que la carrera no salió mal del todo teniendo en cuenta que no descansé nada antes y espero que aunque lejos del mejor punto de forma que espero alcanzar este año, sí que pueda dar sus frutos al menos en mis carreras más próximas, aunque todos sabemos que en ésto no hay milagros y llegaremos algo justitos ;))



A parte de preciosas playas, montañas, vistas increíbles, sol, carreteras buenísimas, rutas a pie entre volcanes que te trasladaban a Marte y un ambiente de lujo para entrenar, lo que pude encontrar en la isla, es al triatleta que llevaba encerrado desde hace casi dos años. Para mí, demasiado. Los que vivimos y amamos este deporte, los que lo consideramos como una forma de vivir y nos sentimos insultados cada vez que se trata de hacer un negocio con él o enjaulados cuando no podemos salir a entrenar o competir, por diversos motivos, supongo que así nos sentimos cuando amaneces cada mañana y tienes todo a tu favor para disfrutar de tu deporte bajo las mejores condiciones. Dicen que sol y mar, es vida. Y definitivamente así es.



Tras los años que llevo en este deporte, y tras las experiencias que me ha ido aportando el mismo, tengo claro lo que quiero y cómo quiero vivirlo, y es al máximo. Necesito que se den de vez en cuando circunstancias en las que pueda respirar un clima cálido, poder salir a entrenar de corto, sentir el sol y la brisa del mar cuando corres o vas en bici, nadar libremente sin ir pensando en cuando viene la pared, que todos los pensamientos que circulen por tu cabeza realacionados con el tri sean positivos y te llenen de energía en lugar de robártela, y aprovechar las condiciones que te brinde ese lugar para poder explotarte a tope con el fin de seguir superándote día a día, de cara a medirte con los mejores y estar lo más alante posible.
En definitiva, evitar los nubarrones y todo aquello o aquellos que se empeñen en ensombrecerte las ganas de disfrutar de tu deporte. Libre.



Se podría decir que de ésto me dí cuenta por primera vez en mi estacia en Sudáfrica, y probablemente aquí lo haya vuelto a encontrar. Lanzarote me ha recordado lo que soy y hacia donde quiero llegar, algo que quizás en parte había olvidado un poco últimamente, como consecuencia de otros asuntos (unos más turbios que otros) que ocupan mi cabeza.

No me enrollo más con temas sentimentales, pero sí que tenía ganas de transmitiros a todos los que me seguís o me leéis, a todos los que seguís o leéis las palabras de este deportista, que ante todo es eso, un sencillo deportista que trata de vivir al máximo sus experiencias y soltar sus reflexiones en este blog.

Como he dicho antes, quizás en mi etapa anterior si que vivía y entrenaba con unas metas y objetivos concretos, correr pruebas ITU, luchar por puntos de cara a los JJOO, buscar podiums en Ctos de España,...etc... En este segundo capítulo no me marco nada. Tan sólo aprender de los errores y poder disfrutar y superarme día a día al mismo tiempo que ayudo a otros a que disfruten y a que se superen.



De momento, lo que viene es probar en la media distancia, como herramienta de acumulación de base de nuevo, por supuesto compaginado con toda la ayuda que pueda ofrecer a mi club en pruebas de corta distancia. Mañana partimos a disputar el Cto de España de Duatlon CR por equipos, con un equipo algo mermado por las bajas de nuestros internacionales que corren en Quarteira, la lesión de clavícula de Rodri González o los compromisos atléticos de Meneses, pero potente donde esperamos hacer un buen puesto Salamanca, un servidor y dos de los "fichajes" estrella de esta temporada, Roger Serrano y Samer Ali-Saad.

Al fin de semana siguiente rumbo a Elche a debutar en la distancia Half Ironman!!

Aprovecho para dar las gracias y mandar un fuerte abrazo a nuestro anfitrión y guía de lujo en la isla. Un viejo rival y compañero de fatigas en categoría junior y sub-23, alquien que ya hacía demasiado tiempo que no veía al cuál me alegró mucho ver y poder compartir entrenos con él en Sands Beach y a quien admiro por su valentía y deseo lo mejor por apostar por su sueño: Victor González, del Tripi de Valladolid.


Muchas gracias a Juan Carlos Albuixech (Director de Sands Beach) por esta oportunidad de conocerles y acogerme en su Resort y brindarme la posibilidad de poder regresar con mi gente cuando queramos bajo unas condiciones más que atractivas!




PROXIMAMENTE!!

CTOAs, triatletas PersonalRunning y todos los que os animeis!! Preparaos!!

Abrazos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada